Show/Hide

Please report TS Michael damage. CLICK HERE. Power outages continue due to extensive damage.

Reglamento de Conducta

Print
Press Enter to show all options, press Tab go to next option

Las bibliotecas públicas son un recurso para todos en la comunidad. Las Bibliotecas Públicas del Condado de Chatham están dedicadas a ofrecer una atmósfera de paz, seguridad y armonía, para que todos sus usuarios puedan estudiar, leer, investigar o utilizar las computadoras.  

En cuanto sea posible, la biblioteca debe ser considerada un lugar tranquilo donde nuestros visitantes puedan hacer sus tareas sin sentirse acosados ni soportar molestias innecesarias. Conductas adicionales a observar en la biblioteca incluyen: hablar únicamente cuanto sea indispensable al participar en los programas o asuntos de la biblioteca, y mantener en voz baja los asuntos privados.  


Lo que no está permitido:

• Acosar, intimidar, amenazar, comerciar, mendigar, o interrumpir de cualquier otra forma el quehacer de otros usuarios o el trabajo de los bibliotecarios. Es también indeseable el acoso sexual y el acosar con miradas atrevidas a bibliotecarios o a otros usuarios.
• Portar armas dentro de la biblioteca -con la obvia excepción de los guardias de seguridad.
• Consumir, poseer, vender, o estar bajo la influencia del alcohol, de drogas prohibidas o de substancias controladas.
• Invadir áreas exclusivas de los bibliotecarios o sectores vedados al público, o estar dentro de la biblioteca a deshoras o en ausencia de los empleados y sin permiso.
• Vandalizar la propiedad de la biblioteca, incluyendo libros, obras de arte y mobiliario.
• Actuar en forma obscena e indecente, o practicar actividades de índole sexual en la biblioteca.
• Comer o beber dentro de la biblioteca (excepto agua en envase cerrado). Esta regla cubre el área de material infantil y el salón de lecturas infantiles. La Biblioteca Comunitaria de Chatham (BCC) tiene prohibidas las comidas y las bebidas (excepto agua en envase cerrado) en sus salones de estudio individuales o de capacidad doble. En ocasiones especiales, las bibliotecas de Goldston y BCC tienen permitido comer y beber refrescos en sus salones de reuniones.
• Fumar (incluyendo los cigarrillos llamados e-cigarretes): Recuerde que en los edificios públicos del Condado de Chatham está prohibido fumar, y que fumar está también prohibido en los terrenos de la escuela de educación superior Central Carolina Community College. En las otras bibliotecas del condado, Wren y Goldston, está prohibido fumar dentro de un radio de 50 pies (15.24 metros) alrededor de sus entradas principales.
• Usar teléfonos celulares en la nave central de la biblioteca, en los laboratorios de computación, en las áreas infantiles, en los salones de estudio y en las salas de conferencias. Los usuarios deben mantener sus teléfonos celulares en modo de “vibrar” mientras están en la biblioteca, y deben salir al vestíbulo o al exterior de la biblioteca para atender sus llamadas.
• Utilizar la biblioteca como sitio para dormir o para bañarse.
• Usar la biblioteca para conducir negocios personales.
• Entrar a la biblioteca descalzo y sin camisa. 


Los niños en la biblioteca 

Los niños y sus familias son bienvenidos a las Bibliotecas Públicas del Condado de Chatham. Aquí los niños tienen derecho a gozar los mismos beneficios de los adultos, incluyendo el de disfrutar de un ambiente agradable y de tranquilidad. La seguridad de los niños es nuestra prioridad, y puesto que la biblioteca es un edificio público, les recordamos a los padres de familia que los niños menores de 11 años no deben ser desatendidos aun cuando ellos mismos (padres o encargados) se encuentren en el mismo edificio. Los menores de 16 años no pueden estar cuidando a niños menores que ellos.

Reconocemos que el bullicio es parte vital del crecimiento y del aprendizaje; no obstante los padres de familia deben tener claro que la biblioteca es principalmente un lugar para estudiar en silencio. Pedimos a los padres o acudientes enseñen a sus niños que:

• Los materiales de la biblioteca deben ser tratados con respeto y con gentileza, y ser devueltos a los estantes o colocados sobre las mesas de estudio después de ser usados. 
• En la biblioteca usamos nuestra “voz de respetar”, particularmente al momento de abandonar la sala de lectura infantil de regreso a otras áreas públicas de la biblioteca.
• No es apropiado correr en la biblioteca ni andar trepándose “por ahí,” o saltando, o arrojando libros y muebles, ni maltratando obras de arte y decoraciones, incluidos los adornos del área infantil.
• No hay que comer o beber (solo agua envasada es permitida) en ningún lugar dentro de la biblioteca, excepto durante los programas en la sala de conferencias, o en la sala de lectura infantil.
• No se puede andar descalzo a menos que sea requerido para participar en un programa en la sala de lectura infantil. 

 

Los adultos en el área infantil

Las áreas infantiles de las Bibliotecas Públicas del Condado de Chatham están reservadas para el uso exclusivo de los niños y de sus padres o cuidadores. Los adultos ambulando solos por el área infantil pueden hacerlo solo con el propósito de seleccionar materiales o para hablar con nuestros especialistas, y se les pide abandonar el área apenas hayan cumplido con su objetivo.

En la Biblioteca Comunitaria de Chatham, el baño del área infantil ha sido reservado para el uso exclusivo de los niños y sus familiares. Los demás adultos deben usar los baños ubicados en el corredor a la entrada de la biblioteca.


Los menores sin supervisión adulta

Los niños menores de 11 años que estén sin la compañía de sus padres o cuidadores están bajo la obligación de obedecer las reglas de la biblioteca y deben encontrarse activamente estudiando, participando en programas de la biblioteca o consultando los materiales de la biblioteca.

A todo menor que estando solo se comporte en forma irresponsable le será pedido abandonar la biblioteca. Los bibliotecarios darán parte a su supervisor, quien a su vez llamará a los padres del menor para informarles que su hijo debe ser recogido de inmediato.


Los padres recogiendo a sus hijos

Los menores de 16 años que estén trabajando solos en la biblioteca deben ser pasados a recoger tan pronto como la biblioteca cierre. Ni los menores podrán regresar a casa caminando solos si sus padres o acudientes no han llegado cuando la biblioteca cierra, ni les está permitido a los bibliotecarios ofrecer sus automóviles para llevar a los menores a sus casas. Un empleado de la biblioteca (en la Biblioteca Comunitaria de Chatham: 2 empleados), esperarán con el menor la llegada de sus padres. Si el padre de familia o el acudiente del menor no llegan a recoger a su hijo diez minutos después de haber cerrado la biblioteca, los bibliotecarios llamaran a la oficina del Sheriff o al departamento de policía para que ellos se encarguen del menor en cuestión. Los adultos responsables del menor recibirán una llamada de advertencia por parte del director de la biblioteca. Si el hecho vuelve a repetirse dentro del mismo año, la familia perderá sus derechos a participar como miembros de la biblioteca por un mes y tendrán bloqueadas sus tarjetas de préstamos. En casos extremos, como en el caso de las familias que tienen como hábito el llegar tarde a recoger a sus hijos; el departamento de servicios sociales del condado pudiera ser contactado y advertido de la situación, y, a juicio del supervisor de la biblioteca, la familia podría perder definitivamente su membresía. 


Cero de tolerancia 

La biblioteca tiene una política de cero de tolerancia para el acoso sexual, el acoso físico, el contacto físico no solicitado -ni deseado, el acoso visual de nuestros empleados o usuarios, la actividad pública de índole sexual, las amenazas (físicas o verbales) o cualquier otro tipo de violencia, el robo, el vandalismo, la mendicación, y la posesión -uso o venta- de drogas ilegales o de sustancias controladas. A quienes sean sorprendidos participando en cualquiera de estas conductas se les pedirá abandonar la biblioteca inmediatamente. Si el usuario se resiste a obedecer, los bibliotecarios -o el director de la biblioteca- llamarán a la policía. Estos usuarios perderían su derecho a visitar la biblioteca por cualquiera de las ofensas arriba descritas y sus tarjetas de préstamos les serían bloqueadas; después de tres meses estos usuarios pueden solicitar al supervisor de la biblioteca que les envíe por correo regular o por correo electrónico una solicitud para que sus derechos les sean restituidos. El director incluirá en el correo una copia del reglamento conducta. Todos estos trámites deberán ser hechos por escrito.

Tanto la decisión de reinstalar sus derechos como la de readmitirles son prerrogativas del director de la biblioteca. 

Revisado May 2017